Periodismo no violento. Hacia un enfoque humanizador de la comunicación

Varios autores

Pressenza, FES Comunicación y ediciones desde abajo, 184 páginas, Bogotá, mayo 2022.

Decía el maestro colombiano del reporterismo García Márquez que “El periodismo es una pasión insaciable que sólo puede digerirse y humanizarse por su confrontación descarnada con la realidad”. En este libro, escrito por un grupo de personas que forman parte de la agencia de noticias Pressenza y publicado ahora en Colombia bajo el sello de dicha agencia en colaboración con ediciones desde abajo y FES Comunicación, se plantea la necesidad de humanizar el quehacer comunicacional y periodístico.

Como recordaba Losurdo en La cultura de la no violencia (2011), las esperanzas de Tolstoi y otros muchos intérpretes de la no violencia no se podrán conseguir “hasta que no se arranquen de cuajo las raíces de la política de ’conquista’, ’usurpación’ y dominio”. Prácticas que también se dan en los medios y a las que Periodismo no violento plantea alternativas pacíficas, tanto desde la teoría como desde la acción cotidiana.

Un libro tan necesario como pertinente, y más en un país como Colombia que sufre históricamente la violencia contra los medios y sus profesionales y en el que algunos medios permiten, con su inacción, o promueven, con sus narrativas, que se produzca o se mantenga cierta violencia estructural contra la sociedad a la que se supone deberían servir.

Pía Figueroa, Nelsy Lizarazo, Juana Pérez Montero, Tony Robinson y Javier Tolcachier han recogido en sus páginas su apuesta por un enfoque no violento de la comunicación y el periodismo resultado de “doce años de aciertos y errores, de experimentos, alianzas y aprendizajes a partir del diálogo y del saber hacer de comunicadores y comunicadoras, activistas, amigos y amigas de la academia que han sido el empuje” para llevarlo a cabo.

Entre libro teórico y manual práctico, el texto da cuenta de los elementos que sustentan el enfoque no violento y entrega pistas para su puesta en práctica con la intención de ser útil en “espacios de formación de las nuevas generaciones de comunicadores, comunicadoras y periodistas […] en las aulas universitarias, tanto para docentes como estudiantes […]”. También está pensado para “los y las profesionales del oficio y en activistas de colectivos, movimientos y organizaciones sociales cuyas agendas, signadas también por la no violencia, quizá encuentren en este enfoque herramientas para su difusión”.

Por lo que este trabajo puede ayudar a aquellas personas, profesionales, académicas, estudiantes y ciudadanía en general, que buscan una convivencia pacífica que contribuya a la construcción, al fin, de esa democracia participativa en la que se respeten la libertad y los derechos humanos y en la que la dignidad se haga costumbre.

La edición colombiana de Periodismo no violento cuenta, al igual que sus otras dos versiones, con el prólogo de Marita Mata en el que la comunicadora argentina reconoce su valor como otro modo de enriquecer y aportar en la formación de “comunicadoras y comunicadores empeñados en que nuestro mundo sea más vivible en términos colectivos; en términos de solidaridad, de justicia y autonomía”.

En la nota que abre la edición colombiana se destaca el valor de un libro que “pretende cosas simples y sencillas, pero no siempre fáciles, para construir otra comunicación y otro periodismo que cuenten con las bases sociales como fuentes de información; que se cuestionen sobre lo que narramos y cómo lo hacemos; que se alejen de la homogeneización que provoca el discurso dominante; que no simplifiquen ni reduzcan el valor de los contextos, y que busquen e informen sobre experiencias, proyectos y noticias que no exalten la violencia sino la diversidad y creatividad de los otros mundos que están dentro de este”.

Es necesaria una mirada humanista en la comunicación y el periodismo para contrarrestar la fuerza de la violencia que ejercen algunos sectores de la política, de la economía y de los medios. En Colombia esa producción periodística con talante humanitario es inexcusable. Se requiere “Una nueva manera de comunicarse que le baje al peleo, que no busque la confrontación por pensar distinto sino el diálogo para debatir ideas y propuestas, miradas y visiones que nos permitan avanzar en una comunicación ciudadana, plural, democrática, diversa e inclusiva”.

Una propuesta comunicativa que plantea unir en la diversidad y crear colectivamente y en paz desde la información que practicamos. Muy en la línea de aquella poética invitación de Mario Benedetti para “construir un nuevo canal sin esclusas ni excusas, que comunique por fin tu mirada atlántica con mi natural pacífico”.

Contra el brillo de las balas, el brillo de las palabras. Y palabras llenas de buenas ideas y de mejores prácticas conforman el material formativo de este volumen. Una apuesta por el periodismo no violento desde la autonomía, la solidaridad, el respeto y la diversidad en un más que recomendable libro.

Iñaki Chaves

Adquiera el libro en el siguiente enlace:
https://libreria.desdeabajo.info/index.php?route=product/product&product_id=313

Información adicional

Autor/a:
País:
Región:
Fuente: