El compositor del silencio

La posteridad reduce a menudo a los artistas más inventivos a sus obras más conocidas. Tal es el destino del compositor Erik Satie, un siglo y medio después de su nacimiento. Sus célebres y sedosas “Gymnopédies”, reducen y reflejan mal la personalidad abrasiva del comunista de la “Belle Époque”.

Información adicional

Autor/a:
País:
Región:
Fuente: