Prisión extramuros, la solución olvidada

Después de quince años, el régimen externo permite a los condenados en el último tramo de su condena vivir y trabajar fuera de la cárcel. Siempre considerados como detenidos, se preparan para volver a la libertad. Menos costosa, más adaptada a la reinserción en la sociedad y más humana, esta alternativa a la encarcelación sigue siendo, sin embargo, muy marginal en Francia.

Información adicional

Autor/a:
País:
Región:
Fuente: